Páginas vistas en total

septiembre 08, 2010

LA VENUS DEL ESPEJO


La Venus del espejo es un cuadro de Velázquez (1599-1660), el pintor más destacado del Siglo de Oro. La obra representa a la diosa Venus en una pose erótica, tumbada sobre una cama y mirando a un espejo que sostiene el dios del amor sensual, su hijo Cupido.

Novedad pictórica por usar como centro un espejo, y porque muestra el cuerpo de Venus de espaldas respecto al espectador. Al encontrarse la mujer de espaldas, no resulta un desnudo provocativo.



Es una innovación, para un desnudo de gran tamaño, que se muestre la espalda del sujeto, aunque había precedentes de esto por ejemplo el Hermafrodita Borghese , una antigua copia romana, excavada hacia 1608–20 de un original helenístico, actualmente en el Louvre. Cuando Velázquez estuvo en Roma, encargó un molde de bronce de la obra para Madrid


En 1914 el lienzo fue atacado con un hacha corta de carnicero por Mary Richardson, una sufragista militante británica. Su acción fue aparentemente provocada por el arresto de la compañera sufragista Emmeline Pankhurst a quien vemos en el monumento. Richardson dejó siete cortes en la pintura, causando daño en la zona entre los hombros de la figura.

«He intentado destruir la pintura de la más bella mujer en la historia de la mitología como una protesta contra el Gobierno por destruir a la Sra. Pankhurst, quien es la persona más hermosa de la historia moderna.» Añadió en una entrevista de 1952 que a ella «no le gustaba la manera en que los visitantes masculinos la miraban boquiabiertos todo el día»

Desde 1906 la Venus del Espejo es uno de los tesoros de la Galería Nacional de Londres .